aron kodeshLa Parashá de esta semana tiene 2 temas destacables, uno conocido y otro no tanto.

Yo rescato, de la lectura completa, el famoso versículo 13 en el capítulo 12: “El na refa na lah.- אל נא רפא נא לה -  ¡Dios, te ruego, cúrala!”, llegando al final de la sección semanal.

Esta frase, dicha por Moshé hacia Di-s, es en relación a su hermana Miriam, a quien le había recaído una enfermedad por hacer Lashón Hará – Hablar mal -, y es la Tefilá más corta conocida.
La oración es una herramienta esencial para la curación y es nuestra mayor oportunidad de conectar con la energía espiritual. Esta oración tiene once letras y apunta hacia el nombre de once letras que Di-s le da a Moshé frente a la zarza ardiente: "Yo seré el que seré : אהיה אשר אהיה, Ehyeh Asher Ehyeh”.

Y aludiendo a la Tefilá más corta, el otro tema, no tan conocido por muchos, encontramos en esta misma Parashá, unos capítulos antes, lo que nuestros sabios denominan un libro (Sefer) aparte, separado de toda la Torá, como si fuera un 6to libro de la Torá, un libro corto de 2 versículos, distinguidos por 2 letras NUN enfrentadas, a modo de corchetes, como indicando claramente una sección aparte, separando los temas que lo envuelven.

 

Este texto se encuentra en Bemidbar 10:35-36 – “Vayehi binsoa ha'aron vayomer Moshe kumah Adonay veyafutsu oyeveycha veyanusu mesan'eycha mipaneycha. Uvenuchoh yomar shuvah Adonay rivavot alfey Yisra'el.” – “Y cuando partía el arca, decía Moshé: Levántate, oh Eterno, y sean dispersados tus enemigos, y huyan delante de Ti los que te aborrecen. Y cuando ella se posaba, decía: Reposa, oh Eterno, en medio de las decenas de miles de millares (familias) de Israel.”

Dicen nuestros sabios (Meguila 10b) cuando en la Torá dice la palabra “Vaihi” indica un momento de angustia, el Midrash Tanjuma cuenta que el aron partía primero para limpiarles el camino a los hijos de Israel, como dice “Y el arca del pacto de Ha´shem viajaba delante de ellos tres días para prepararles a ellos el descanso matando serpientes y escorpiones, quemando las espinas y astillas, y eliminando todo los enemigos de Israel”.

Dijo Rabbí Elazar Ben Pedat en nombre de Rabbí Iosi Ben Zamra: dos chispazos salían de entre los Querubín limpiando el camino y quemando a todos los enemigos del pueblo generando un humo que perfumaba todo el campamento de Israel.

Si es así ¿Cuál era la angustia? Lo que nos queda por decir es que, cuando el aron posaba en el Mishkan una inmensa sensación de bienestar tenían por la presencia Divina con ellos, y cuando partía sentían ese vacío el cual les generaba angustia. A esto decía Moshé “Levántate Ha´shem”, ¿de qué manera? Avóquense al estudio de Torá con dedicación y temor, de esta manera lograrán estar siempre cerca de Ha´shem en todo momento, como dice Tehilím “quien subirá al monte de Ha´shem, y quien permanecerá en su lugar sagrado mientras hagan buenas acciones y cumplan las Mitzvot, tendrán el mérito de estar cerca de Ha´shem y ya no sentirán ningún tipo de angustia”.

Quiera Di-s que este Shabbat podamos notar esa angustia que se genera en el ambiente cuando uno no está, cuando uno se ausenta, simplemente porque vivimos en comunidad.

Shabbat Shalom
Sergio Man