Simjat Bat

Cuando nace una niña, es llevada a la sinagoga y el padre sube a la Torá.

La niña es colmada de bendiciones en las cuales se le otorga un nombre hebreo. Con esta ceremonia se la considera integrada a la Comunidad Judía.

También se puede hacer una ceremonia de incorporación, leyendo salmos de agrdecimiento.

Brit Milá

En el caso de los niños, le corresponde al padre cumplir con el precepto bíblico del Pacto de la CIRCUNCISION o BRIT-MILA.  La persona encargada en realizarlo es el MOHEL.

"...Y a los ocho días será circuncidado de entre vosotros cada varón en todas vuestras generaciones..."

Génesis 17:12

El Brit-Milá se realiza al octavo día del nacimiento, aunque corresponda a un día Shabat o Iom Kipur.  Sólo se puede postergar si el niño está enfermo o débil.  La ceremonia se puede realizar en la sinagoga o en el hogar.  La persona que tiene el honor de sostener al niño durante el acto de circuncisión recibe el nombre de SANDAK.

La circuncisión es una señal corporal del pacto entre Di-s y el Pueblo Judío.  Es el símbolo a través del cual el judío se compromete a vivir según la ley judía.  Durante la ceremonia, se le otorga al niño el nombre hebreo.


Tanto el Brit-Milá como la imposición del nombre a una niña, son ceremonias religiosas que se realizan con alegría y regocijo y se celebran con una comida festiva (seudat Mitzvá). 

Fuente: "Preparando mi Bar/t Mitzvá". Comunidad Santiago de Chile